Escuela Municipal Fredy Reyna

escuelafredyreyna@fundarte.gob.ve

El Teatro que Vencio el Capitalismo 12 noviembre, 2012

Filed under: Notas — ESCUELA MUNICIPAL FREDY REYNA @ 12:03 PM

Un ejemplo de la voracidad del capitalismo es el Teatro Catia. Inaugurado en 1940, este espacio sirvió de escenario para artistas, colectivos y proyecciones de películas que deleitaron a cientos de ciudadanos. Era un lugar ideado para el disfrute cultural del pueblo. Sin embargo, la desidia gubernamental y el interés mercantilista de unos pocos lo arroparon con la sombra del olvido.

Ubicado en la calle Colombia, diagonal a la Plaza Sucre, con el tiempo, el Teatro Catia se convirtió en un mero local comercial. El vestíbulo del espacio sirvió de tienda, mientras que el colosal auditorio quedó como un almacén.

No obstante, el pasado 28 de noviembre arrancó un proceso de restauración integral de los espacios del teatro, a cargo de la Dirección General de Gestión de Infraestructura de la Alcaldía de Caracas.

Hoy, tras ocho semanas de trabajo, el esfuerzo sembrado floreció en un Teatro Catia con un rostro distinto. El viernes estaban trabajando en los últimos detalles, para una reinauguración prevista para mañana.

EMPEZARON POR LA FACHADA

La idea del proyecto era recuperar la estructura sin alterar su diseño original. Bajo ese concepto, lo primero que abordaron los trabajadores fueron las áreas externas. En ese sentido, fue removida una estructura metálica que los dueños del local comercial habían colocado para tapar la fachada.

Luego, las paredes fueron rehabilitadas; y las letras originales, que aún estaban allí, restauradas, para conservar el estilo que las caracterizó cuando el recinto fue inaugurado.

Después, casi la totalidad del techo fue intervenido, tanto interna como externamente. Se colocó termopanel, material que sirve como aislante térmico y reductor de sonido, según indica la ficha técnica de la obra.

El piso fue revestido con un material denominado linóleo acústico, que cubrió un área de mil 300 metros cuadrados. Además, tuvo que rehabilitarse el armazón metálico original de las paredes, pues se encontraba muy deteriorado.

BUTACAS NUEVAS

En el área del auditorio se tuvo que hacer un trabajo de restauración completo. No había ni butacas ni alfombrado. Nada. Sólo escombros y basura. Fueron incorporados casi 700 asientos en el salón principal, y cerca de 200 en el balcón.

Los camerinos también fueron intervenidos. Se recuperaron los tres que hay en el teatro, así como también los dos baños con que cuentan los artistas.

Se rehabilitaron los cuatro baños públicos que hay en el teatro y el sanitario dispuesto para el personal operativo. En ese sentido, para garantizar el servicio de aguas blancas se colocó un tanque subterráneo nuevo con capacidad para 43 mil litros, así como también se destapó todo el sistema de drenaje de aguas servidas.

Otros de los aspectos importantes de la rehabilitación fueron la implementación de un sistema de aire acondicionado nuevo y el reemplazo del aparato de iluminación, que estaba deteriorado.

A LA DISPOSICIÓN DEL PUEBLO

El presidente de la Fundación para la Cultura y las Artes de la Alcaldía de Caracas (Fundarte), Freddy Ñáñez, explicó que el Teatro Catia “estará en un circuito de artes escénicas y musicales que se está tejiendo en el municipio Libertador”.

Expuso que este recinto cultural obedecerá a tres líneas fundamentales, al igual que los otros teatros capitalinos recuperados (Nacional, Municipal y Principal).

Ñáñez dijo que en primer lugar será un espacio destinado para la formación de nuevos talentos y el perfeccionamiento de las artes escénicas. En segundo término, ofrecerá apoyo a la creación, pues estará abierto a colectivos culturales para que hagan sus ensayos y montajes. Por último, con articulación de la Alcaldía de Caracas, las comunidades tendrán acceso al recinto para que hagan encuentros y foros.

LA HISTORIA

Desde su inauguración, el Teatro Catia se convirtió en un referente cultural en el oeste de Caracas. Los constructores de la obra vislumbraron el crecimiento que tendría esa zona, pues en principio lo dotaron de mil 500 butacas. Esa cantidad de asientos lo convirtieron en uno de los más grandes del área.

En aquel tiempo, Catia era una zona de mucho tránsito, sobre todo el área de la Plaza Sucre, espacio ubicado frente al teatro. He allí la importancia de la localización de la edificación. Al parecer, los dueños de ese recito eran los hermanos Pedro y Miguel Rodríguez, quienes también eran propietarios del cine Bolívar.

fuente/LUIS R. DONALLE/ CIUDAD CCS/FOTO JACK BOCARANDA/23/01/12./LG

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s